El gioco más loco

Creatividad y diversión para tus viajes en familia

Elabora el mapa de tu viaje

Una de las cosas más útiles que se pueden llevar de viaje es un mapa propio. De esta forma puedes hacer visitas de forma menos planificada si, por casualidad, estás cerca de algún punto de interés y también es muy útil cuando se trata de buscar algún servicio cercano, como un restaurante recomendado.

Puedes hacer el mapa en papel o, lo que te puede resultar más práctico, en tu ordenador para llevarlo en el móvil. Lo bueno de estos tiempos, en los que se viaja tanto con teléfono móvil, es que puedes encontrar rapidísimo lo más cercano y afín a tus gustos. No se trata de renunciar a utilizar las guías tradicionales  (Lonely Planet, Trotamundos/Routard, etc.), otras más alternativas como Atlas Oscura o buscadores como Tripadvisor o Google. Se trata de tener a mano siempre todas aquellas cosas que anotaste antes de viajar: el restaurante que te recomendó tu mejor amiga, el horario del museo que más ganas tienes de ver o esa cosa alternativa que nadie visita pero que en un foro pone que es imprescindible.

¿Qué necesitas?

Lo único que necesitas es crear un mapa en MyMaps o en sus alternativas libres como MapHub o uMap (que utiliza de base Open Street Map en vez de Google Maps) y el proceso podría ser algo así:

  • Habla con las personas que conoces que ya visitaron el lugar para anotar sus recomendaciones.
  • Vete a la biblioteca y saca todas las guías que encuentres del lugar que vas a visitar. Lonely Planet y Trotamundos/Routard suelen ser las mejores. Selecciona lo mejor. Las guías infantiles también están muy bien -incluso para personas adultas- porque cuentan las cosas de forma esencial y divertida, nunca dejan de hablar de lo más importante sin perder de vista la curiosidad de descubrir pequeñas joyas (Lonely Planet editó una buena colección de guías para peques).
  • Vuelve a la biblioteca y coge ahora literatura, música y cine del lugar al que viajas. Puede ser muy satisfactorio visitar el café que frecuentaba algún autor o autora que te gusta, ver la calle en la que se rodó tu película preferida o acudir a la sala de conciertos en la que debutó una banda que te gusta.
  • Explora internet para seleccionar tus lugares preferidos en tu destino (horarios, precios, consejos, etc.). Hay páginas imprescindibles como el blog de Paco Nadal (con consejos como qué no hacer en alguna ciudad, por ejemplo: Roma) o los vídeos de Alan por el mundo. Si viajas con peques, las búsquedas específicas añadiendo “en familia” o similares te darán muchas ideas.
  • Si viajas con peques, no te olvides de incluir los puntos que salen en las fichas de El gioco más loco 🙂
  • Depende del sitio al que vayas, puede ser imprescindible echar un vistazo a algún libro sobre Arte como La Historia del Arte de E. H. Gombrich o sobre alguna otra temática interesante para el viaje (vuelve a la biblio).
  • Una vez en el lugar, puedes visitar la oficina de turismo y conversar con gente local para contrastar más opciones. El peligro de aplicaciones como tripadvisor, las guías y tus propios mapas es que te conformes y no te dejes sorprender por una buena conversación. Lo bueno de los mapas online es que puedes actualizarlos en cualquier momento, así que cualquier indicación in situ no vas a perderla.

¿Cómo hacer un mapa de tu viaje?

Según vas seleccionando todas esas cosas, creas el mapa y empiezas a ubicar todos los lugares (puedes clasificarlos con iconos, colores, capas de categorías -sitios de interés, restaurantes, etc-) con un pequeño comentario que te describa lo que es e incluso la fuente de la recomendación.

Este es un ejemplo elaborado con con Google MyMaps:

Ejemplo de Mapa personalzido de Roma

Y los pasos para crear algo así:

  1. Te diriges a la aplicación (en este caso Google MyMaps) y, si no tienes cuenta (en este caso Google), te das de alta. Entras y le das al botón de “crear un nuevo mapa”. Luego te aparecerá un mapa en blanco, que es una pantalla así:Crear nuevo mapa en MyMaps
  2. Puedes ponerle un nombre al mapa y la descripción que quieras, al hacer doble clic sobre “Mapa sin nombre”:Nombre nuevo al mapa
  3. Y crear capas para organizar el contenido, como esta que agrupará a los museos:Nombre de nueva capa
  4. Y lo más importante, llega ahora: debes añadir las ubicaciones. Tienes dos formas, utilizando el buscador (la mayoría de los sitios que querrás ubicar los encontrarás bien con el buscador) o haciendo clic sobre el icono de la chincheta para añadir el marcador sobre el mapa:Ubicación por búsquedaUbicación por chincheta
  5. Si utilizas la búsqueda, te situará la ubicación con la información básica del lugar. Debes hacer clic en la opción “Añadir al mapa”:Poner en el mapa con búsqueda
  6. Podrías dejarlo así, pero todavía puedes personalizarlo mucho más editando información que te resulte útil:
  7. Añadiendo texto a la descripción:Editar la descripción de la ubicacion
  8. Y cambiando el estilo:Editar estilo
  9. Para poner, por ejemplo, colores y tipos de iconos personalizados:Editar icono
  10. Y así sucesivamente, hasta situar todos los puntos del mapa.

Una vez en tu destino, el mapa te será muy útil. Incluso aunque tengas un plan muy detallado de las visitas que quieres hacer porque el mapa te resaltará los puntos de tu interés, te sacará de apuros (por ejemplo, si no vas en hora y quieres comer en un lugar que ya habías seleccionado) y te permitirá ver cosas de pasada que puede que no tuvieras previsto. También puedes trazar rutas y calcular tiempos.

Además…

  • El mapa te sirve para recordar tu viaje, como un cuaderno de lo que ocurrió.
  • También te sirve para recomendar tu viaje a otras personas (se puede compartir el enlace). Puedes utilizar los colores para señalar lo que más merece la pena y poner comentarios en las descripciones con tus valoraciones posteriores.
  • La edición del mapa también se puede compartir, así que si viajas en grupo puedes hacer el mapa en colaboración.